Dornbracht

Sánchez Plá es distribuidor de productos DornBracht

Dornbracht | Grifería alemana diseño y calidad

Dornbracht representa la más alta calidad de fabricación, producción progresiva y diseño innovador. Esta empresa familiar actúa como impulsora de desarrollos y tendencias de todo un sector gracias a sus griferías de primera calidad que han sido premiadas en numerosas ocasiones a nivel internacional. Este éxito se basa en el principio que se ha mantenido durante más de 60 años de que el cambio nunca se entiende como una restricción, sino como una oportunidad.

Historia

Hace más de sesenta años Aloys F. Dornbracht de 57 años de edad y su hijo Helmut trabajaban hasta las cinco de la tarde en otras empresas, para luego con lo que ganaban poner en marcha su propio negocio en una caseta vieja en Iserlohn. Tarde tras tarde estaban delante del banco de trabajo y retocaban la primera patente de Dornbracht: una grifería totalmente nueva con un caño de salida extraíble. Hasta día de hoy es precisamente ese espíritu empresarial de correr riesgos y estar abierto a los cambios el factor de éxito de la empresa familiar. Aloys F. Dornbracht fue en tren a Colonia con la primera grifería en la maleta a visitar a los comerciantes, literalmente iba vendiendo de puerta en puerta. Años más tarde la empresa producía 40.000 unidades al mes. Hoy en día los hijos de Helmut Dornbracht, Andreas y Matthias, están al frente de esta empresa mediana, que en seis décadas se ha convertido en líder del mercado en la fabricación de griferías de primera calidad y ha ejercido una influencia notable en la importancia cultural del diseño, la arquitectura y la tecnología en el baño.
“Nuestra forma de pensar y trabajar está influenciada por el hecho de cuestionarnos a nosotros mismos y cuestionar lo que hemos logrado una y otra vez”, comenta Andreas Dornbracht, que es el responsable de las áreas de marketing y ventas en la empresa. El invento del grifo extraíble fue la primera de numerosas innovaciones de producto para el baño, que iban acompañadas de un excelente olfato para los futuros desarrollos sociales y culturales, y que incluso en muchas ocasiones se anticipaba a los mismos. Cuando en los años 50 el cuarto de baño separado se convirtió en estándar en los edificios nuevos Dornbracht amplió la empresa alrededor de la caseta, empleó a colaboradores y de esta manera pudo responder a la creciente demanda. En los años 60 y 70 la funcionalidad estuvo en un primer plano y junto a ella también el nuevo diseño de los puntos de agua: la ducha con termostato, el lavabo con mezclador monomando, así como armarios con espejo que tenían una repisa, luz e interruptores.
La primera grifería de lujo.
“Al principio se reían de nosotros”. En el año 1969 Helmut Dornbracht dio el primer paso decisivo con la grifería de lujo Edition 2000, gracias a esta grifería la empresa se distinguió de las otras empresas del sector. Al principio se rieron de Dornbracht por la grifería amplia y con forma de hoz que salía del lavabo como el chorro de una fuente. Los clientes reaccionaron de otra forma. Se despertó su conciencia por el diseño, y de esta forma Dornbracht abrió un segmento de mercado totalmente nuevo. No sería la única vez que un nuevo desarrollo de Dornbracht provocara asombro. En los años 80, cuando la función y la tecnología ya no eran características diferenciadoras en los ojos de los clientes, Dornbracht presentó la grifería Domani diseñada por Dieter Sieger. Este producto polarizante fue muy controvertido incluso dentro de la misma empresa. Desde la perspectiva actual el producto vino en el momento oportuno: Domani fue copiado en numerosas ocasiones y se convirtió en un creador de tendencias a nivel internacional. Al fin y al cabo marcó la hora de nacimiento de la actual marca Dornbracht: una empresa en la que la orientación estilística y cultural en el baño y en la cocina son el núcleo de su filosofía.
1992 – Con Tara nace un clásico del diseño
A principios de los años noventa Dornbracht corroboró su papel de fabricante de griferías y accesorios de diseño que marca tendencias con la introducción en el mercado de la grifería de dos manillas Tara. Un concepto totalmente revolucionario, porque en esa época parecía que la posición del mezclador monomando en el mercado era intocable. “En realidad un mezclador de dos manillas era considerado como algo anticuado. Sin embargo, había llegado el momento de volver a interpretar ese arquetipo”, comenta Andreas Dornbracht. Dornbracht volvía a seguir su propio camino, “de forma diferente a los demás”. El diseño minimalista de Dieter Sieger ayudó a que Tara adquiriera un estatus de culto. Galardonada con numerosos premios internacionales hoy en día es considerada como un clásico del diseño y es el modelo para un sin fin de copias en todo el mundo.
Dornbracht desarrolla una nueva identidad cultural
Ya en 1989 Dornbracht integraba también griferías de cocina en su gama de productos y desde 2005 refuerza su compromiso en este ámbito con un diseño de producto propio. Sin embargo, la exigencia formulada por los hermanos Dornbracht va más allá del papel de pioneros en el segmento de las griferías de diseño de alta calidad. Se presenta la pregunta: ¿Qué es lo que viene realmente tras la función y la forma? Convencido de la idea de que el análisis cultural del elemento agua crearía impulsos importantes para el futuro desarrollo de la empresa, en 1996 Dornbracht vuelve a renovarse interiormente. La agencia de comunicación Meiré und Meiré asesora a la empresa a la hora de dar forma a un compromiso artístico y cultural realmente amplio. Artistas, fotógrafos, autores, músicos y diseñadores tratan desde entonces el complejo de temas Rituales y Cultura. La serie de publicaciones Statements documenta este proceso con una orientación internacional en el que desde 1996 interactúan numerosos artistas famosos en los formatos y medios más diversos. Los conocimientos adquiridos a través del análisis cultural fueron determinantes a la hora de dar forma a una comprensión empresarial y en 2003 fluyeron en el desarrollo de una nueva estética elemental de griferías y cuartos de baño. Las necesidades de las personas en el cuarto de baño se convirtieron en el punto central. Dornbracht presentó con MEM una grifería que se reduce totalmente en su idioma de formas y con el baño ritual MEM trasladó reflexiones básicas sobre el tema rituales a un concepto arquitectónico. En 2007 con Tara .Logic y Elemental Spa surgieron otras dos aportaciones al tema arquitectura ritual en el baño. “Fábrica fractal”, progreso y crecimiento en la sede de Iserlohn. El éxito en los mercados internacionales vino acompañado de un impulso de innovación continuo en la sede de producción en Iserlohn, cuya superficie de 8.000 metros cuadrados en los años 70 ha crecido hasta los más de 25.000 metros cuadrados en la actualidad. Para Matthias Dornbracht, responsable de las áreas de producción, compras y logística desde la entrada de los hermanos en la empresa, la flexibilidad y la rentabilidad en la fabricación también de los lotes más pequeños con las exigencias de calidad máximas eran y son uno de los objetivos más importantes de todas las mejoras técnicas. Para asegurarse el liderazgo del mercado en la competencia global a largo plazo, Matthias Dornbracht puso en marcha hace unos algunos años un proceso, que paso a paso debe implementar la transición de una estructura de empresa jerárquica y rígida a unos módulos autosuficientes tanto en el plano físico como operativo. Hoy en día los colaboradores de un sector de negocios trabajan en gran parte bajo responsabilidad propia en cada uno de los módulos individuales, desde el desarrollo, pasando por el abastecimiento, hasta la fabricación y la venta. Este desarrollo continuo de la “fábrica fractal” debe reforzar la comprensión de los colaboradores de su aportación al éxito de la empresa, decidiendo por sí mismos, utilizando caminos cortos y en general reduciendo la complejidad. La implementación consecuente del principio modular se ha convertido también en la idea central para la orientación a largo plazo de las unidades de empresa organizativas y técnicas. Por ejemplo en la galvanización, el proceso de fabricación más importante en la fabricación de griferías de primera calidad. Después de que en verano de 2009 un incendio destruyera totalmente el antiguo soporte de galvanización, en primavera se puso en marcha el nuevo acabado superficial en dos líneas de producción que gracias a su montaje modular pueden trabajar específicamente por artículos y de forma totalmente flexible. Matthias Dornbracht comenta: “Nuestra sistemática de producción depende de la exigencia del diseño. No se modifica ningún radio, ningún canto para que se pueda fabricar más rápido o más barato”. Futuro: El elemento agua adquiere cada vez más importancia. Dornbracht mantiene su posición líder a nivel mundial en la fabricación de griferías y accesorios de diseño de alta calidad, porque la empresa invierte una y otra vez en ideas y caminos nuevos. Mediante el análisis de la cultura y de la arquitectura en los espacios vitales del cuarto de baño y de la cocina la atención se centra cada vez más en el elemento central agua y su significado en la vida diaria. Hoy en día Andreas Dornbracht está convencido de que a largo plazo el diseño de producto va a depender de un contexto de diseño y técnico, que se va a orientar más bien en las necesidades de las personas y va a respetar la variedad de formas del agua. Hoy en día Dornbracht corrobora también en este desarrollo su papel de pionero de todo el sector. Gracias a los desarrollos ATT/Ambiance Tuning Technique la empresa provee por ejemplo a sus productos para el cuarto de baño, Balance Modules, de un programa de contenidos. La tecnología tiene preparadas para el usuario escenarios de ducha coreografiados que se pueden poner en marcha sencillamente pulsando un botón. Los diferentes puntos de salida, que hacen que el agua llueva, fluya, caiga a temperaturas y en cantidades diferentes sobre la persona que está en el centro se controlan digitalmente. También en el ámbito de las innovaciones de cocina confluye especialmente la observación más cercana del alma y de la diversidad del agua. De esta manera el concepto Water Zones permite una separación espacial de los diferentes procesos de trabajo relacionados con el agua: Preparing, Cooking, Cleaning, Drinking. Una distribución, que se conoce de las cocinas profesionales, también para las cocinas privadas, claramente orientada a la vida cotidiana. Andreas Dornbracht: “Hasta ahora junto con el producto y la arquitectura el hardware ha estado muy presente en un primer plano. Además, vemos como un gran reto para el futuro el análisis del software, el agua”.

Dornbracht, es sinónimo, desde 1950, de fabricación de griferías y accesorios de diseño de alta calidad para el baño

Aloys F. Dornbracht GmbH & Co. KG, una empresa familiar mediana en su tercera generación y cuyos productos han sido premiados en numerosas ocasiones ha marcado de manera significativa la decoración, la arquitectura y la funcionalidad en el baño y la cocina. Esta empresa que actúa a nivel internacional y tiene su sede central en Iserlohn goza de una reputación dentro de la industria por ser altamente innovadora, porque tiene la flexibilidad necesaria para responder ante el cambio y el progreso e implementa rápidamente conceptos futuristas en toda la cadena de producción. De esta forma afianza la sede y refuerza regularmente su claro compromiso a favor del “Made in Germany“. Además, gracias a su compromiso a largo plazo Dornbracht se ha establecido como agente relevante en la escena cultural europea.

Actualmente la empresa tiene 14 filiales comerciales internacionales y está dirigida por los hermanos Andreas y Matthias Dornbracht. Andreas Dornbracht es el responsable de las áreas de marketing y ventas, mientras que Matthias Dornbracht dirige las tareas de producción, compras y logística. Desde 2007 Ralph Dihlmann asiste a la gerencia en los temas comerciales. La facturación anual en 2010 fue de 115,9 millones de euros, un 65,5% de la cual correspondió a los negocios internacionales. Dornbracht cuenta con una plantilla internacional de 790 trabajadores y está formando a 19 aprendices comerciales e industriales en Alemania. En la actualidad el número de empleados en formación es de un 8,5%. Dornbracht es una de las pocas empresas del sector sanitario que fabrica el 100% de sus productos en Alemania. El 90% de sus proveedores son empresas alemanas, con más del 70% de la región de Westfalia del Sur (Südwestfalen). La empresa también asegura su competitividad gracias a su avanzado desarrollo del concepto de fabricación “fábrica fractal”.
Bajo la premisa de reducir la complejidad de los procesos y de aumentar la responsabilidad personal de cada empleado/a, los distintos departamentos que componen las divisiones de negocio, desde Desarrollo a Compras pasando por Producción y Ventas, se han combinado, paso a paso, en módulos. Los empleados de una misma división trabajan estrechamente en sus respectivos módulos, acelerando así los procesos. Los módulos tienen un tamaño de aproximadamente 720 metros cuadrados y se han añadido a los edificios de la fábrica en la sede central en Iserlohn. Entre ellos encontramos un Módulo de Cocina, un Módulo de Tecnología, un Módulo de Comunicación y un Módulo de Nuevos Productos.

Google+